El CEO de Uber no sabe cuánto cuesta un viaje de 3 millas en uno de sus propios taxis, y quedó impactado por la respuesta.

Uber CEO doesn't know the cost of a 3-mile trip in one of his own taxis and was shocked by the answer.

Pero el CEO de Uber, Dara Khosrowshahi, ha revelado accidentalmente una brecha en su conocimiento: cuánto cuesta un corto viaje en uno de sus taxis en la ciudad más poblada de Estados Unidos.

En una entrevista publicada esta semana, Khosrowshahi no solo dio una respuesta incorrecta sobre cuánto cuesta un viaje de tres millas en un Uber de Nueva York, sino que lo subestimó en más de la mitad.

El editor de Wired, Steven Levy, le preguntó a Khosrowshahi cuánto creía que costaría un viaje de 2.95 millas en Uber, que ya no está subsidiado.

Khosrowshahi estimó “veinte dólares” antes de que se le dijera que el total era de $50.

De hecho, el viaje le había costado a Levy $51.69 y había sido $20 más caro cuando revisó la aplicación cinco minutos antes de reservar.

“Oh, Dios mío. Wow”, fue la respuesta de Khosrowshahi, antes de decir que el costo se debía a la tarifa de alta demanda.

La tarifa de alta demanda es la práctica de aumentar los precios de bienes y servicios durante los momentos de mayor demanda. Sin embargo, en este caso, señaló Levy, eran las 10 de la mañana en una mañana soleada.

Uber no respondió de inmediato a la solicitud de comentarios de ANBLE.

Aumento de precios

Aunque Levy admite que más de $50 por un viaje corto es más alto de lo normal, los datos sugieren que los precios de Uber siguen aumentando.

Second Measure de Bloomberg encontró que la tarifa promedio de viaje en los Estados Unidos aumentó un 30% desde principios de 2018 hasta el tercer trimestre de 2019. Luego, los analistas de datos de YipitData registraron un aumento del 41% entre el tercer trimestre de 2019 y el tercer trimestre de 2022, un total del 83% durante todo el período de 45 meses.

Khosrowshahi abordó directamente este problema, diciendo: “Todo es más caro. La inflación se ha convertido en parte de nuestra vida cotidiana”.

Es una preocupación que ha dominado la conversación tanto para las empresas como para los políticos de Estados Unidos, después de que la inflación aumentara un 8.5% en julio del año pasado antes de caer al 3% en junio de 2023 después de una ronda agresiva de aumentos de tasas.

Y los competidores de Uber también tienen que subir sus precios: Lyft anunció un aumento en la tarifa de servicio en octubre del año pasado, aumentando en promedio unos 60 centavos o un aumento del 3% en el viaje promedio según YipitData.

Lyft dijo que el aumento se debía a los mayores costos de seguro.

Los aumentos de precios de Uber se deben al pago de los conductores, dijo Khosrowshahi: “Con Uber, la gran mayoría de su tarifa va a su conductor. Las ganancias por semana para nuestros conductores han aumentado un 40, 50 por ciento en los últimos cuatro años, porque ese es el costo del tiempo y el costo de la mano de obra. Creo que eso es positivo.

“Y estamos viendo un crecimiento de la audiencia, 130 millones de personas vienen a nuestra plataforma mensualmente.

“Entonces, aunque los precios son más altos, las personas encuentran nuestros servicios más atractivos. Ciertamente no ha perjudicado el negocio”.

Lograr un pago más justo para los conductores ha sido una prioridad para Khosrowshahi desde que asumió el liderazgo de Uber en 2017. Ese año, la compañía tuvo que pagar $20 millones para resolver cargos de la Comisión Federal de Comercio de que la marca había exagerado las afirmaciones de ganancias para reclutar más conductores.

Crecimiento lento

La entrevista se produjo cuando Uber anunció resultados financieros que fueron recibidos con reacciones mixtas.

Por un lado, los accionistas se alegrarían de ver que la aplicación finalmente ha obtenido una ganancia operativa estimada de $326 millones durante el segundo trimestre de 2023.

Pero Wall Street se asustó por el aumento de los ingresos en un 14% a $9.2 mil millones para el mismo período, su menor crecimiento desde el primer trimestre de 2021, lo que genera temores de que su auge pandémico finalmente se esté desacelerando.

El precio de las acciones de la compañía con sede en San Francisco sufrió un golpe. Al cierre de los mercados el martes, las acciones habían caído un 5.7% a $46.65, la mayor caída desde octubre.

Khosrowshahi parece no preocuparse por tales temores. De hecho, a pesar de que Uber domina el 74% del mercado de viajes compartidos, dice que quiere que su equipo mantenga una mentalidad de “perdedor”.

Le dijo a Wired: “Seremos rentables según los principios contables GAAP este año. [GAAP es una norma contable aceptada globalmente.] Cada vez que hemos dicho algo, lo hemos logrado”.

“Pero una vez que seamos rentables, voy a encontrar alguna otra razón por la cual somos malos. Porque eso motiva al equipo”.

“Tenemos una mentalidad de equipo perdedor que nunca quiero perder”.