Uber y Lyft pagarán $328 millones para resolver demandas por robo de salarios en Nueva York

Uber y Lyft despiden el tarjetero y abrirán los bolsillos pagarán $328 millones para zanjar demandas por saqueo de sueldos en Nueva York

NUEVA YORK, 2 de noviembre (ANBLE) – Uber (UBER.N) y Lyft (LYFT.O) pagarán en conjunto $328 millones para resolver las acusaciones del fiscal general de Nueva York de que las empresas de transporte compartido sistemáticamente estafaron a los conductores en cuanto al pago y los beneficios.

La fiscal general Letitia James dijo que Uber pagará $290 millones y Lyft pagará $38 millones para resolver la investigación de varios años de su oficina sobre las empresas, incluida su práctica de clasificar a los conductores como contratistas independientes.

Los acuerdos también garantizan a los conductores tarifas mínimas por hora, licencia por enfermedad remunerada y exigen que las empresas les proporcionen avisos y soporte de chat en la aplicación para responder sus preguntas sobre ganancias y otras condiciones laborales.

Más de 100,000 conductores actuales y antiguos en el estado tendrán derecho a recibir fondos de acuerdo y beneficios relacionados.

“Este acuerdo garantizará que finalmente obtengan lo que legítimamente han ganado y se les debe según la ley”, dijo James en un comunicado.

Ella calificó el acuerdo con las empresas con sede en San Francisco como el acuerdo por robo de salarios más grande en la historia de su oficina.

Uber y Lyft negaron irregularidades al aceptar el acuerdo.

Ambas empresas han defendido durante mucho tiempo las acusaciones a nivel nacional de que perjudican a los conductores, muchos de los cuales son inmigrantes, en cuanto al pago y los beneficios, a veces clasificándolos como contratistas independientes en lugar de empleados.

UBER, LYFT DEFIENDEN LAS PRÁCTICAS DE CLASIFICACIÓN

En un comunicado, Uber dijo que su acuerdo “ayuda a resolver” el problema de la clasificación y servirá de modelo para otros estados.

Lyft dijo en un comunicado separado que cree que siempre ha clasificado correctamente a los conductores como contratistas independientes. También afirmó que sus prácticas actuales no estaban en cuestión.

James acusó a Uber y Lyft de deducir indebidamente impuestos sobre las ventas y tarifas para un fondo de compensación laboral de los pagos de los conductores, aunque esos montos deberían haber sido pagados por los pasajeros.

Las presuntas violaciones de Uber ocurrieron entre 2014 y 2017, y las de Lyft ocurrieron entre 2015 y 2017.

James dijo que ambas empresas también negaron a los conductores licencia por enfermedad, la cual los empleados del estado de Nueva York y de la ciudad de Nueva York tienen derecho a recibir legalmente.

La investigación surgió debido a preocupaciones de la Alianza de Trabajadores del Taxi de Nueva York, que dice representar a aproximadamente 21,000 conductores de taxis amarillos, taxis verdes, aplicaciones de transporte, limusinas y coches corporativos.

Según el acuerdo, los conductores fuera de la ciudad de Nueva York recibirán un pago mínimo de $26 por hora por los viajes y licencia por enfermedad, ajustado anualmente por la inflación.

Los conductores en la ciudad de Nueva York ya reciben un pago mínimo y algunos días libres remunerados, como lo exige la Comisión de Taxis y Limusinas de la ciudad. James dijo que los conductores de Uber y Lyft allí recibirán $17 por hora por licencia por enfermedad, con ajustes por inflación.

Nuestros Estándares: Los Principios de Confianza Thomson ANBLE.