Schwab despide hasta 2,200 trabajadores, calificándolo como pasos difíciles pero necesarios, mientras recorta costos al integrar a TD Ameritrade después de la adquisición.

Schwab despide hasta 2,200 empleados ¡un mal trago, pero necesario! ¡A recortar costos mientras abrazamos a TD Ameritrade tras la adquisición!

El número de recortes, que varía entre un 5% y un 6% del personal en la compañía con sede en Westlake, Texas, se traduce en hasta 2,154 empleados, según una hoja de datos corporativos que sitúa la plantilla total de la empresa en 35,900 a finales de septiembre.

“Estos fueron pasos difíciles pero necesarios para asegurar que Schwab siga siendo altamente competitiva, con niveles líderes en eficiencia, bien en el futuro”, dijo el portavoz en un comunicado por correo electrónico. “Trabajamos diligentemente para asegurar que los empleados afectados fueran tratados con cuidado y respeto durante este proceso difícil”.

Los recortes fueron reportados anteriormente el miércoles por MarketWatch.

Schwab dijo en agosto que planeaba recortar empleos y cerrar o reducir el tamaño de las oficinas para lograr al menos $500 millones en ahorros de costos anuales en medio de los esfuerzos por eliminar la complejidad de la firma. Schwab dijo en ese momento que incurriría en costos de aproximadamente $400 millones a $500 millones, “principalmente relacionados con la remuneración y los beneficios de los empleados y los costos de salida de las instalaciones”.

La empresa ha experimentado flujos de dinero netos temporalmente más bajos de los clientes debido a la pérdida de algunos activos de clientes minoristas y asesores a medida que incorpora a TD Ameritrade a su negocio. La empresa informó de $46,000 millones en nuevos activos netos centrales para el tercer trimestre, incluyendo $27,000 millones solo en septiembre, lo que supuso una disminución del 32% respecto al año anterior.

Las acciones de Schwab subieron por tercer día consecutivo, un 1.3% hasta los $52.73 a las 12:41 p.m. en Nueva York. Han bajado un 37% este año, más que la caída del 5.7% en el índice financiero S&P 500.