Aquí están las posibles identidades de los cómplices de Trump en la acusación del 6 de enero

Posibles cómplices de Trump en el 6 de enero

  • Trump fue acusado por tercera vez el martes, esta vez por sus intentos de anular las elecciones de 2020.
  • La acusación se refiere a seis co-conspiradores no identificados en el amplio complot.
  • Pero la mayoría de ellos pueden ser identificados a través de informes públicos y testimonios del comité del 6 de enero.

El Departamento de Justicia acusó al ex presidente Donald Trump el martes, su tercera acusación este año, por sus esfuerzos para anular las elecciones de 2020.

La acusación de 45 páginas afirma que seis de los asociados de Trump fueron co-conspiradores en el complot, pero no los menciona por su nombre. Sin embargo, los documentos y los informes públicos ofrecen algunas pistas útiles.

Aquí están las identidades probables de cada co-conspirador:

Co-conspirador 1: Rudy Giuliani

Este co-conspirador, al que la acusación se refiere como un “abogado dispuesto a difundir conscientemente afirmaciones falsas y seguir estrategias que los abogados de la campaña de reelección del acusado no harían”, es casi con certeza el ex alcalde de Nueva York, Rudy Giuliani.

La acusación alega que el co-conspirador 1 desempeñó un papel clave en los intentos de anular los resultados de las elecciones de 2020 en Arizona, incluyendo la interacción directa con el entonces presidente de la Cámara de Representantes de Arizona, Rusty Bowers, un republicano.

Presionado por Bowers para que presentara pruebas, se alega que el co-conspirador 1 dijo “no tenemos pruebas, pero tenemos muchas teorías”.

Bowers testificó ante el comité del 6 de enero el año pasado que fue Giuliani quien hizo una declaración similar.

Co-conspirador 2: John Eastman

Este co-conspirador, al que la acusación se refiere como un “abogado que ideó e intentó implementar una estrategia para aprovechar el papel ceremonial del Vicepresidente en la supervisión del proceso de certificación para obstruir la certificación de las elecciones presidenciales”, es probablemente John Eastman.

La acusación alega que este co-conspirador circuló un “memorando de dos páginas” que describe el plan.

Ese memorando, escrito por el abogado conservador John Eastman, fue reportado por primera vez por Bob Woodward y Robert Costa en su libro “Peril”, y más tarde fue compartido con CNN en septiembre de 2021.

Co-conspirador 3: Sidney Powell

Este co-conspirador, identificado como un abogado cuyas “afirmaciones infundadas de fraude electoral” fueron calificadas en privado como “locas” por Trump, aunque el entonces presidente “abrazó y amplificó públicamente” las afirmaciones del co-conspirador, probablemente fue la abogada “Kraken” Sidney Powell.

La acusación alega que el co-conspirador 3 presentó una demanda contra el gobernador de Georgia, Brian Kemp, alegando que las máquinas de votación en el estado causaron un “fraude electoral generalizado”. Esa demanda fue desestimada el 7 de diciembre.

Como se ha informado ampliamente, fue Powell quien presentó esa demanda.

Co-conspirador 4: Jeffrey Clark

Identificado en la acusación como un “funcionario del Departamento de Justicia” que “intentó utilizar el Departamento de Justicia para abrir investigaciones falsas de delitos electorales e influir en las legislaturas estatales con afirmaciones conscientemente falsas de fraude electoral”, es probablemente Jeffrey Clark, entonces Subprocurador General de la División de Medio Ambiente y Recursos Naturales.

La acusación señala que Trump, en los días previos al 6 de enero, ofreció al co-conspirador 4 el cargo de Fiscal General interino, pero se echó atrás en ese plan cuando altos funcionarios del Departamento de Justicia amenazaron con renunciar si eso sucedía.

Sabemos por el testimonio ante el comité del 6 de enero el año pasado que Trump intentó nombrar a Clark como Fiscal General interino, pero se encontró con la amenaza de renuncia.

Co-conspirador 5: Kenneth Chesebro

La acusación identifica al co-conspirador 5 como un “abogado que ayudó a idear e intentar implementar un plan para presentar listas fraudulentas de electores presidenciales para obstruir el proceso de certificación”.

El documento señala que el co-conspirador 5 escribió un “Memorando de Wisconsin” argumentando que los leales a Trump deberían “reunirse y emitir votos” el día de la votación del Colegio Electoral para “preservar” la lista en caso de que las demandas de Trump prevalecieran en el estado.

The New York Times informó en febrero de 2022 que Kenneth Chesebro, un abogado que ayudaba en los esfuerzos de Trump después de las elecciones, fue el autor de ese memorando.

Co-conspirador 6: No claro

La identidad de este co-conspirador no identificado no es tan obvia como la de los demás.

La acusación identifica a la persona como un “consultor político que ayudó a implementar un plan para presentar listas fraudulentas de electores presidenciales para obstaculizar el proceso de certificación”.

Se alega que este co-conspirador recibió una lista de abogados pro-Trump en Arizona, Georgia, Michigan, Nevada, Nuevo México, Pensilvania y Wisconsin para el co-conspirador 1, casi con certeza Giuliani. También se dice que el co-conspirador participó en una llamada telefónica el 12 de diciembre con electores pro-Trump en Pensilvania e “intentó confirmar los números de teléfono” de seis senadores de Estados Unidos el 6 de enero.