Perú recorta las perspectivas de crecimiento debido a la caída de la inversión en cobre

Perú reduce perspectivas de crecimiento por caída inversión cobre.

LIMA, 29 de agosto (ANBLE) – Perú redujo sus previsiones de crecimiento económico para 2023 y 2024 el martes debido a las malas condiciones climáticas, menor inversión privada en minería y protestas antigubernamentales a principios de este año.

Según el ministerio de economía, se espera que la economía del país sudamericano crezca un 1.1% este año, según el diario oficial de Perú. Esto representa una disminución con respecto a una estimación previa del 2.5%, después de que los datos mostraran que la economía se contrajo en la primera mitad de 2023.

Esto marcaría el crecimiento anual más lento desde 2009, excluyendo el año 2020 afectado por la pandemia de coronavirus. El Consejo Fiscal de Perú advirtió que las previsiones podrían ser demasiado optimistas y podría haber ajustes adicionales.

El próximo año, se espera que la economía de Perú crezca un 3.0%, agregó el ministerio, en comparación con una estimación previa del 3.4%.

El segundo productor de cobre más grande del mundo ha sufrido debido a la caída de los precios del metal, que pasaron de un promedio de $400/libra el año pasado a una estimación de $380/libra este año y $360/libra el próximo año.

Aunque se espera que la minería y producción de metales crezcan un 7% este año, se espera que la inversión privada, principalmente en minería, disminuya un 4.5%, junto con una desaceleración en los sectores de construcción y manufactura de Perú.

Según el ministerio, la industria pesquera de Perú también se verá seriamente afectada por el calentamiento de los mares debido al fenómeno climático de El Niño, lo que ha devastado la producción de harina de pescado a base de anchoveta, en la cual Perú es líder a nivel mundial.

Se espera que el calentamiento de los mares también provoque fuertes lluvias a lo largo de la costa del Océano Pacífico, dañando probablemente la agricultura y la infraestructura clave como las carreteras. El gobierno dijo que El Niño representa la mayor amenaza inmediata para la economía de Perú.

El ministerio también estimó que el déficit fiscal de Perú para este año será del 2.4% del producto interno bruto (PIB), en comparación con el 1.7% del PIB registrado el año pasado.

Mientras tanto, el déficit de cuenta corriente estimado de Perú se redujo al 1.6% del PIB, frente al 2.1% del PIB esperado anteriormente.

Sin embargo, los mercados parecían en gran medida imperturbables. Las acciones peruanas en dólares (.MIPE00000PUS) subieron un 1.16% al comienzo de la tarde en las operaciones.

El ministro de Economía, Alex Contreras, en una conferencia de prensa el martes, prometió que el gobierno estaba trabajando “intensamente” para revertir la tendencia, y que la inflación se estaba desacelerando, con una tasa anual que se espera que baje al 4% a finales de año.

Agregó que empresas de múltiples países, incluido Estados Unidos, habían mostrado interés en desarrollar petroquímicos en Perú.

El gobierno ha negado repetidamente que el país haya entrado en recesión después de las dos contracciones trimestrales consecutivas de este año, citando matices metodológicos.