Larry Summers La Reserva Federal debería subir las tasas de interés al menos una vez más para controlar la inflación y una economía que todavía está creciendo demasiado rápido.

Larry Summers La Fed debe subir tasas para controlar la inflación y una economía en crecimiento acelerado.

“Mi mejor suposición sería que necesitaremos más aumentos de tasas de interés” por parte de la Reserva Federal, dijo Summers en el programa Wall Street Week de Bloomberg Television con David Westin. En este momento, no hay mucha desaceleración económica “en camino”, con algunas estimaciones que sugieren una tasa de crecimiento superior al 5% en este trimestre, dijo.

Summers elogió el discurso del presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, el viernes en Jackson Hole, Wyoming, donde señaló que el banco central está listo para seguir aumentando las tasas según sea necesario para garantizar que la inflación se esté reduciendo de manera sostenible hacia el objetivo del 2% de los responsables de la política económica. Añadió que las declaraciones de Powell sugieren que la Reserva Federal está abierta a la posibilidad de que la tasa de interés neutral, el nivel que ni estimula ni restringe la economía, pueda ser más alta de lo que ha sido hasta ahora.

El jefe de la Reserva Federal señaló en su discurso que la tasa actual, con un objetivo superior del 5.5%, es mayor que las estimaciones “convencionales” de neutralidad. Pero dijo que la tasa neutral no puede identificarse con certeza, dejando dudas sobre “el nivel preciso de restricción de la política monetaria”.

Aunque no reconoció explícitamente que la tasa neutral es más alta, Powell “señaló que el crecimiento fue mucho más rápido de lo que muchas personas esperaban, dado lo alto que han sido las tasas de interés”, dijo Summers, profesor de la Universidad de Harvard y contribuyente pagado de Bloomberg TV. “Creo que reforzará la creciente sensación en los mercados” de que la Reserva Federal está recuperando su credibilidad en la lucha contra la inflación, dijo.

Los rendimientos de los bonos del Tesoro han subido en las últimas semanas a medida que los inversores reaccionaron a datos económicos resilientes y mayores necesidades de endeudamiento del gobierno federal. Los rendimientos a diez años alcanzaron esta semana sus niveles más altos desde 2007. Los futuros sobre tasas de interés muestran expectativas reducidas sobre la magnitud de los recortes de tasas de la Reserva Federal para el próximo año.

“Supongo que es posible que veamos que la tasa de los fondos federales tenga que subir una vez, o incluso más que eso, en los próximos meses”, dijo Summers, refiriéndose a la tasa de referencia de la Reserva Federal.

Summers también dijo que hubiera preferido que Powell reconociera más las implicaciones de “la problemática situación fiscal de la nación” para la política monetaria.

“Los déficits sustancialmente ampliados del presupuesto gubernamental significan una absorción sustancial del ahorro” y un impulso a la demanda, dijo. “Y todo eso significa que la tasa de interés neutral se incrementa, y se incrementa ahora y en el futuro”.

El Tesoro de Estados Unidos dijo a principios de este mes que espera pedir prestado un neto de $1 billón en este trimestre, con perspectivas de aumentar la emisión de valores a largo plazo en los próximos trimestres.

Summers destacó que este aumento en la oferta se produce junto con la continua reducción de las tenencias de bonos del Tesoro por parte de la Reserva Federal, a través de su programa de ajuste cuantitativo. Otro factor es el potencial de una disminución de la demanda extranjera de deuda del gobierno de Estados Unidos, especialmente de Japón, que ahora está considerando su propio posible alejamiento del estímulo monetario.

El exsecretario del Tesoro reiteró su opinión de que “esperaría que la tasa a 10 años se estabilice por encima de su nivel actual en los próximos años”.