¿Qué es la inflación?

La inflación es...

La inflación ha sido probablemente el factor más importante que ha perturbado los mercados financieros en los últimos dos años. Pero, ¿qué es la inflación, qué la causa y por qué es importante?

Comencemos con lo básico. La inflación es un aumento en el nivel general de precios de bienes y servicios. En otras palabras, la inflación significa precios en aumento. Si pagaste $4 por una hamburguesa el año pasado y hoy estás pagando $4.50, has experimentado inflación.

Por supuesto, existen diferentes formas de medir la inflación. La más común es el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que rastrea el precio de una canasta de bienes y servicios comunes comprados por el estadounidense promedio. Es publicado por la Oficina de Estadísticas Laborales del gobierno de Estados Unidos.

La inflación del IPC se puede dividir aún más en “IPC básico”, que excluye alimentos y energía. Los precios de alimentos y energía tienden a tener grandes fluctuaciones, por lo que eliminarlos de la ecuación nos permite ver mejor cómo va evolucionando la inflación con el tiempo.

La Reserva Federal -que, como parte de su mandato, se encarga de mantener los precios estables y la inflación bajo control- utiliza una métrica ligeramente diferente, el Índice de Precios de Gastos de Consumo Personal (PCE). Las dos métricas pueden tener ligeras diferencias debido principalmente a pequeñas diferencias en cómo se contabilizan la vivienda y la atención médica. Pero para nuestros propósitos, cuentan la misma historia.

¿Qué causa la inflación?

Este es un tema que ha desconcertado a los economistas durante siglos y no hay una única respuesta que explique lo que causa la inflación en todo momento. Pero podemos decir que la mayoría de las veces, la inflación proviene de uno de dos factores: la inflación por demanda y la inflación por costos.

Cuando los consumidores tienen mucho dinero para gastar y una inclinación a gastarlo, la demanda aumenta más rápido que la oferta y los precios suben. Esto es la inflación por demanda y es lo que la Reserva Federal intenta controlar mediante la gestión de las tasas de interés. Cuando la Reserva Federal quiere reducir la demanda, sube las tasas para encarecer el endeudamiento y el gasto. Cuando quieren aumentar la demanda, bajan las tasas para abaratar el endeudamiento y el gasto.

La inflación por costos es lo que se produce debido a escasez. Como ejemplo, piensa en la guerra en Ucrania. La invasión rusa sacó del mercado muchas exportaciones de granos ucranianos. Esta interrupción en la oferta hizo que los precios de los granos se dispararan. O si quieres retroceder aún más en el tiempo, piensa en el embargo petrolero de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en la década de 1970. Cuando la OPEP limitó las exportaciones de petróleo hacia Occidente, el precio de la energía se disparó.

Hoy en día, tenemos una combinación de inflación por demanda y por costos. La alta demanda y el alto ingreso disponible después de la pandemia (junto con dos años de estímulo agresivo por parte de la Reserva Federal) llevaron la inflación al alza. Pero también contribuyeron las interrupciones en las cadenas de suministro y la escasez general de mano de obra. Todos estos factores han trabajado juntos para llevar la inflación a sus niveles más altos en décadas.

¿Por qué es importante la inflación?

Para la mayoría de los lectores mayores de 50 años, esto no necesita mucha explicación. Tuvimos una inflación desenfrenada en los años 60 y 70, y vivir eso no fue particularmente fácil. Esto es especialmente cierto para los jubilados que viven con un ingreso fijo o para los estadounidenses de bajos ingresos. Cuando los costos de las necesidades básicas aumentan más rápido que tus ingresos, tu calidad de vida se ve afectada. Te vuelves más pobre.

También es importante para los estadounidenses de mayores ingresos, porque la inflación tiene un impacto real en los rendimientos de las inversiones. La inflación destruye el valor del efectivo y las inversiones de renta fija como los bonos. El impacto de la inflación en las acciones es más difícil de generalizar, porque algunas empresas tienen más facilidad que otras para trasladar la inflación a sus clientes. Pero para otras empresas, la inflación aumenta sus costos y erosiona sus ganancias.

¿Cómo puedo protegerme contra la inflación?

Esta es quizás la pregunta más importante de todas.

Hay algunas cosas que puedes hacer para protegerte contra la inflación. En cuanto a tus inversiones, es posible que desees asegurarte de que tu cartera incluya bonos protegidos contra la inflación, como los Bonos del Tesoro Protegidos contra la Inflación (TIPS). También podrías añadir un poco de oro, materias primas, acciones de empresas sólidas o incluso criptomonedas.

En cuanto a tu vida personal, principalmente se trata de mantener tus costos bajo control. No puedes controlar los precios que se ofrecen en el supermercado, pero sí puedes controlar lo que finalmente elijas comprar.

Contenido relacionado

  • ¿Cuándo es la próxima reunión de la Reserva Federal?
  • Las mejores inversiones a prueba de inflación para tu cartera
  • Las mejores acciones para tiempos de aumento de las tasas de interés