Elon Musk está llevando las salas de exposición de Tesla a tierras tribales nativas americanas para evitar las leyes locales de concesionarios de automóviles.

Elon Musk lleva las salas de exposición de Tesla a tierras tribales para evitar leyes locales de concesionarios de automóviles.

Mohegan Sun, un complejo de casino y entretenimiento en Connecticut propiedad de la reconocida tribu Mohegan, anunció esta semana que el fabricante de automóviles eléctricos con sede en California abrirá una sala de exposición con un centro de ventas y entrega este otoño en su propiedad soberana donde no se aplica la ley estatal.

La noticia llega después de que se anunciara otra sala de exposición de Tesla en junio, que abrirá en 2025 en las tierras de la Nación India Oneida en el norte del estado de Nueva York.

“Creo que fue un movimiento que tenía mucho sentido”, dijo Lori Brown, directora ejecutiva de la Liga de Votantes de Conservación de Connecticut, que ha presionado durante años para cambiar la ley de Connecticut.

“Es sorprendente que haya tardado tanto tiempo, porque Tesla realmente lo intentó, junto con Lucid y Rivian”, dijo refiriéndose a otros dos fabricantes de automóviles eléctricos. “Cualquier cosa que ponga más vehículos eléctricos en la carretera es algo bueno para el público”.

Brown señaló que los legisladores con concesionarios de automóviles activos en sus distritos, independientemente de su afiliación política, tradicionalmente se han opuesto a los proyectos de ley que permiten las ventas directas al consumidor.

La Asociación de Venta de Automóviles de Connecticut, que se ha opuesto a tales proyectos de ley durante años, dice que debe haber un equilibrio entre el respeto a la soberanía tribal y “mantener una competencia justa” para todos los concesionarios de automóviles en el estado.

“Respetamos la soberanía de la Tribu Mohegan y las circunstancias únicas en las que operan sus negocios en tierras tribales, pero creemos firmemente que esto no cambia la discusión sobre Tesla y otros fabricantes de vehículos eléctricos con ventas directas al consumidor, y seguimos oponiéndonos a ese modelo”, dijo Hayden Reynolds, presidente de la asociación, en un comunicado. “Las leyes de franquicia de los concesionarios de Connecticut benefician a los consumidores y proporcionan un mercado competitivo”.

A lo largo de los años, en numerosos estados, Tesla ha solicitado y se le ha negado licencias de concesionarios, ha presionado para cambios en la ley y ha desafiado decisiones en los tribunales. La compañía logró una victoria a principios de este año cuando el Tribunal Supremo de Delaware anuló un fallo que respaldaba una decisión de los funcionarios estatales de prohibir a Tesla vender sus automóviles directamente a los clientes.

Al menos 16 estados han cambiado efectivamente sus leyes para permitir que Tesla y otros fabricantes de venta directa al consumidor vendan allí, dijo Jeff Aiosa, director ejecutivo de la asociación de concesionarios de Connecticut. No prevé que Connecticut cambie su ley, y señala que actualmente 32 “fabricantes de equipos originales”, una lista que incluye a importantes compañías automotrices como Toyota y Ford, la cumplen.

“No es justo tener una competencia desigual cuando todos los demás fabricantes cumplen con las leyes de franquicia estatales y Tesla quiere esta excepción para evadir la ley”, dijo. “Sugiero que su cambio a una nación soberana es representativo de su falta de voluntad para cumplir con la ley”.

Tesla abrió su primera tienda, así como un taller de reparación, en tierras de nativos americanos en 2021 en Nuevo México. La instalación, construida en Nambé Pueblo, al norte de Santa Fe, marcó la primera vez que la compañía se asoció con una tribu para evadir las leyes estatales, aunque la idea había estado en marcha durante años.

Brian Dear, presidente del Club de Propietarios de Tesla de Nuevo México, predijo en ese momento que es probable que los estados que albergan naciones tribales y también tienen leyes que prohíben las ventas directas de automóviles por parte de los fabricantes sigan el ejemplo de Nuevo México.

“No creo en absoluto que esto sea lo último”, dijo.

Las instalaciones de Tesla en Mohegan Sun, llamadas Tesla Sales & Delivery Center, estarán ubicadas en un pabellón de compras y restaurantes dentro del extenso complejo del casino. Los clientes podrán probar modelos alrededor del complejo y los jugadores podrán utilizar sus recompensas de lealtad para comprar productos de Tesla.

Tesla también planea exhibir sus productos solares y de almacenamiento en la ubicación.