Conceptos básicos de bonos Montando la curva de rendimiento

Basic concepts of bonds - Building the yield curve

Los inversores deben examinar la curva de rendimiento de los valores del Tesoro como parte de su proceso de toma de decisiones de inversión. Una curva de rendimiento es una forma de medir los sentimientos de los inversionistas de bonos sobre el riesgo y puede afectar los rendimientos que se obtienen en las inversiones. Si comprende cómo funciona y cómo interpretarla, incluso puede utilizar una curva de rendimiento para ayudar a evaluar la dirección de la economía.

Las curvas de rendimiento siguen las tasas de interés a lo largo de diferentes períodos de tiempo, desde un mes hasta 30 años, lo que brinda a los prestatarios y prestamistas una idea del costo del dinero a lo largo del tiempo. La pendiente de la curva de rendimiento predice los cambios en las tasas de interés y la actividad económica. Puede utilizar la curva de rendimiento para hacer predicciones sobre la economía y tomar decisiones de inversión.

Las tasas de los bonos con diferentes vencimientos se comportan independientemente entre sí, con las tasas a corto plazo y las tasas a largo plazo a menudo moviéndose en direcciones opuestas. Al comparar los rendimientos de los bonos a largo y corto plazo, la curva de rendimiento describe las tendencias futuras en los rendimientos de los bonos.

¿Qué es una curva de rendimiento?

Una curva de rendimiento es una línea que traza los rendimientos, o tasas de interés, de bonos que tienen igual calidad crediticia pero diferentes fechas de vencimiento. La pendiente de la curva de rendimiento puede predecir cambios futuros en las tasas de interés y la actividad económica.

Existen cuatro tipos de formas de curvas de rendimiento: curva normal ascendente, curva invertida descendente, curva pronunciada y plana/con joroba.

La curva normal es generalmente ascendente, con las tasas de los bonos a un año unos puntos porcentuales por debajo de las tasas de los bonos a 30 años, en tiempos de crecimiento económico. La pendiente ascendente refleja el mayor riesgo de mantener un bono durante un período de tiempo más largo. Cuanto más largo sea el plazo de un bono, mayor será la probabilidad de que sus pagos disminuyan debido a los riesgos económicos.

Cuando la curva de rendimiento se mueve hacia la inversión, la joroba o la plana, puede significar problemas por delante.

Utilizando la curva de rendimiento

Las curvas de rendimiento se utilizan como puntos de referencia para otras deudas en el mercado, como las tasas de hipotecas o las tasas de préstamos bancarios, y a menudo pueden predecir cambios en la producción económica y el crecimiento.

La curva de rendimiento del Tesoro de los Estados Unidos es la más frecuentemente citada. Compara las tasas de interés de los bonos del Tesoro de tres meses, dos años, cinco años, diez años y treinta años. Las tasas de la curva de rendimiento están disponibles en los sitios web de tasas de interés del Tesoro cada día de negociación. Puede encontrar las Tasas de Rendimiento Par Diario del Tesoro en el sitio web del Departamento del Tesoro de los Estados Unidos.

Tipos de curvas de rendimiento

Aquí hay cuatro tipos de curvas de rendimiento. Cada tipo señala un punto de inflexión diferente en la economía:

Curva de Rendimiento Normal. Esta es la forma más común de la curva, ascendente, y se conoce como la curva normal. La curva de rendimiento normal refleja tasas de interés más altas para los bonos a 30 años en comparación con los bonos a 10 años. A medida que los rendimientos aumentan con el tiempo, los puntos en la curva muestran la forma de una curva ascendente.

Una curva de rendimiento normal muestra rendimientos bajos para bonos con vencimientos más cortos y luego aumenta para bonos con vencimientos más largos, inclinándose hacia arriba. Esta curva indica que los rendimientos de los bonos a largo plazo continúan aumentando, en respuesta a períodos de expansión económica.

Curva Pronunciada. Una curva pronunciada indica que los rendimientos a largo plazo aumentan a una tasa más rápida que los rendimientos a corto plazo. Las curvas de rendimiento pronunciadas históricamente han indicado el comienzo de un período de expansión económica.

Se puede observar una curva pronunciada cuando la pequeña brecha porcentual entre los bonos a menor plazo (por ejemplo, los bonos del Tesoro a tres meses) y los bonos a mayor plazo (por ejemplo, los bonos del Tesoro a 30 años) se amplía porque alguna fuerza económica hace que las tasas a corto plazo caigan más que las tasas a largo plazo. Una curva pronunciada a menudo pronostica una economía en crecimiento más rápido, ya que las tasas a corto plazo más bajas facilitan que las empresas obtengan préstamos para expandir sus operaciones.

Tanto las curvas normales como las pronunciadas se basan en las mismas condiciones generales del mercado. La única diferencia es que una curva pronunciada refleja una mayor diferencia entre las expectativas de rendimiento a corto y largo plazo.

Curva Invertida. En condiciones económicas normales, los inversores son recompensados con tasas de interés más altas por mantener bonos a largo plazo, lo que resulta en una curva de rendimiento ascendente. Esto se debe a que estos rendimientos más largos incorporan el riesgo de inflación o incumplimiento a lo largo del tiempo. Por lo tanto, cuando las tasas de interés de los bonos a largo plazo caen por debajo de las de los bonos a corto plazo, se produce una curva de rendimiento invertida.

Una curva de rendimiento invertida se inclina hacia abajo, con tasas de interés a corto plazo superiores a las tasas a largo plazo. Tal curva de rendimiento corresponde a períodos de recesión económica, donde los inversores esperan que los rendimientos de los bonos de mayor vencimiento disminuyan en el futuro. En una desaceleración económica, los inversores que buscan inversiones seguras tienden a comprar bonos a largo plazo en lugar de bonos a corto plazo, elevando el precio de los bonos a largo plazo y reduciendo su rendimiento.

Las curvas invertidas pueden ocurrir cuando la Reserva Federal aumenta las tasas de interés a corto plazo y siempre son seguidas de una desaceleración económica. De hecho, los analistas han observado curvas de rendimiento invertidas antes de cada una de las últimas cinco recesiones en los Estados Unidos.

Curva plana/punteada. Una curva de rendimiento plana muestra rendimientos similares en todos los vencimientos, lo que implica una situación económica incierta. Algunos vencimientos intermedios pueden tener rendimientos ligeramente más altos, lo que provoca la aparición de una ligera protuberancia a lo largo de la curva plana. Estas protuberancias suelen ser para vencimientos a medio plazo, de seis meses a dos años. Una aplanamiento de la curva de rendimiento generalmente ocurre cuando hay una transición entre la curva de rendimiento normal y la curva de rendimiento invertida.

Una curva de rendimiento puntiaguda ocurre cuando los rendimientos a medio plazo son mayores que los rendimientos a corto plazo y a largo plazo. Una curva puntiaguda es rara y generalmente indica una desaceleración del crecimiento económico, una curva de rendimiento normal y la curva de rendimiento invertida.

Un temor común es que una curva puntiaguda señala el inicio de una recesión porque la curva de rendimiento debe pasar por esta etapa intermedia para invertirse. Aunque una curva puntiaguda a menudo señala un crecimiento económico más lento, la fuerza principal detrás de una curva invertida son las expectativas favorables de los inversores sobre el futuro. Otros factores, como una menor oferta de bonos a largo plazo, pueden hacer que se forme la protuberancia.

En resumen

La curva de rendimiento es un gráfico simple, pero ofrece una gran cantidad de información útil. Si estás buscando invertir en bonos o certificados de depósito, la curva de rendimiento puede indicarte dónde obtener el mejor rendimiento para tu dinero.

La curva de rendimiento afecta desde la tasa que un banco te paga por un certificado de depósito hasta lo que cuesta obtener un préstamo para un automóvil o una hipoteca. Y para los inversores, la forma de la curva puede ayudar a indicar hacia dónde soplan los vientos económicos y si podría haber una recesión en un futuro cercano.

Contenido relacionado

  • Conceptos básicos de bonos: Inversión
  • ¿Son los bonos “I” imponibles? 10 situaciones comunes
  • ¿Debo comprar bonos?