Exclusivo Los bancos votan para limitar la contabilidad de emisiones en la venta de bonos y acciones

Banks vote to limit emissions accounting in bond and stock sales.

LONDRES, 30 de julio (ANBLE) – Los bancos que trabajan para desarrollar estándares globales sobre la contabilidad de las emisiones de carbono en la suscripción de bonos o acciones han votado para excluir la mayoría de estas emisiones de su propia huella de carbono, dijeron tres personas familiarizadas con el asunto.

La mayoría de los bancos que conforman un grupo de trabajo de la industria respaldaron un plan a principios de este mes para excluir dos tercios de las emisiones vinculadas a sus negocios de mercados de capital de ser atribuidas a ellos en la contabilidad de carbono, dijeron las fuentes, después de meses de discordia sobre el tema.

Si se mantiene, la decisión enfrentaría a los bancos contra los defensores del medio ambiente, muchos de los cuales dicen que la industria bancaria debería asumir la plena responsabilidad de las emisiones generadas por las actividades financiadas a través de bonos y ventas de acciones, como ya lo hace con los préstamos.

Casi la mitad de la financiación proporcionada por los seis mayores bancos de Estados Unidos a las principales empresas de combustibles fósiles provino de los mercados de capital en lugar de los préstamos directos entre 2016 y 2022, según el grupo ambiental Sierra Club.

La contabilización de estas emisiones por parte de los bancos afectará sus objetivos de alcanzar la neutralidad de carbono. Los principales prestamistas se han comprometido a reducir sus emisiones a cero en términos netos para 2050, y han establecido objetivos intermedios para esta década.

Los bancos con grandes operaciones en los mercados de capital en el grupo de trabajo argumentaron que deberían asumir la responsabilidad de solo el 33% de las emisiones de las actividades financiadas a través de bonos y ventas de acciones porque no tienen control sobre los prestatarios como lo hacen con los préstamos. Los bancos también han expresado su preocupación por las emisiones relacionadas con los mercados de capital que superan a las emisiones relacionadas con los préstamos, dijeron las fuentes.

Aquellos que abogan por un umbral contable bajo dicen que asumir la responsabilidad del 100% de las emisiones conduciría a una doble contabilización en todo el sistema financiero, porque los inversores en bonos y acciones también contabilizarán por separado algunas de las emisiones generadas por las actividades de financiación en sus propias huellas de carbono.

La mayoría de los bancos en el grupo de trabajo respaldaron el umbral del 33%, pero al menos dos discreparon, y uno abogó por el 100%, dijeron las fuentes, solicitando anonimato porque las deliberaciones eran confidenciales.

El estándar contable no será obligatorio. La Asociación para la Contabilidad del Carbono Financiero (PCAF), una asociación de bancos que buscan armonizar la contabilidad del carbono en la industria, formó el grupo de trabajo que comprende a los principales bancos con la esperanza de que otros sigan el estándar que surja.

El consejo de PCAF ahora tendrá la última palabra sobre si adoptar el 33% de participación contable para los mercados de capital. Dos de las fuentes dijeron que no se había tomado ninguna decisión, pero que se mostraba reacio a anular el grupo de trabajo.

Un portavoz de PCAF no respondió a una solicitud de comentarios.

Los miembros del grupo de trabajo son Morgan Stanley (MS.N), Barclays (BARC.L), Bank of America (BAC.N), Citigroup (C.N), HSBC (HSBA.L), BNP Paribas (BNPP.PA), NatWest (NWG.L) y Standard Chartered (STAN.L). Funcionarios de todos, excepto dos, se negaron a hacer comentarios o no respondieron a las solicitudes de comentarios.

Un portavoz de Barclays dijo que el banco apoyaba el trabajo de PCAF para establecer estándares para las emisiones y se negó a hacer más comentarios. Un portavoz de Standard Chartered dijo que el banco estaba cómodo con cualquier umbral de contabilidad de emisiones y se negó a hacer más comentarios.

Las fuentes dijeron que PCAF se había frustrado por la cantidad de energía que se había gastado discutiendo sobre el número correcto, y creía que cualquier porcentaje era mejor que más retrasos. La publicación de la metodología final de PCAF se ha retrasado desde el año pasado debido a las discrepancias.

EMISIONES AGRUPADAS

El grupo de campaña ShareAction dijo que el 33% de ponderación había sido “inventado de la nada”.

“PCAF tiene la responsabilidad de publicar orientación que permita una evaluación transparente e imparcial de los riesgos e impactos climáticos de los bancos”, dijo su gerente de investigación, Xavier Lerin.

Aún no está claro si los bancos tendrán que agrupar juntas sus emisiones relacionadas con los mercados de capital y sus emisiones relacionadas con los préstamos en un solo objetivo, o separarlas.

Tener un solo objetivo pero dos enfoques contables para las diferentes emisiones podría resultar desafiante, dijo una de las fuentes.

La iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia, un organismo independiente respaldado por las Naciones Unidas y grupos ambientales, está en proceso de desarrollar estándares de cero neto que incluirán si los bancos deben tener objetivos diferentes o combinados.